tortuga anidando durante la noche en Escobilla

Era una noche cálida, de esas que todos los que la vivieron recuerdan con misterio en la comunidad de Escobilla ( Estado de Oaxaca). A pesar del gran conocimiento que tenían sobre las corrientes del mar, nunca pensaron que esa noche, hace 66 años, esas corrientes traerían a millares de tortugas golfinas (Lepidochelys olivácea) hasta sus costas, lo que marcó el inicio de una nueva época para la playa de Escobilla y para la anidación de la tortuga golfina.

Hasta el año 1954, la comunidad de Escobilla estaba formada por 10 familias. Apenas guardaban relación con las tortugas marinas, puesto que muy pocas desovaban en la playa y sus nidos solían ser depredados por otros animales. Sin embargo, tras la aparición de millares de tortugas año tras año, las familias comenzaron a aprovechar el huevo y la carne de esas tortugas durante las anidaciones masivas.

Anidación de tortuga marina en México

Por ello, muchas personas del valle se vieron atraídas en busca de recursos para sustentar a sus familias. Más tarde, en 1961, la instauración de políticas de aprovechamiento de tortuga marina propiciaron un descenso considerable de los tamaños poblacionales de todas las especies. Durante el auge de la explotación de la tortuga, se creó un rastro para su matanza, que unido a la preferencia de las tortugas por estas playas, significaron sólo en esta zona costera del Pacífico Mexicano el sacrificio de hasta 2000 ejemplares diarios.

A ese fenómeno lo llamaron arribada. Comenzaron a observarlo y, por fin, entenderlo, aunque sin llegar a conocer nunca por qué aparecía tan cerca de ellos. Primero se dieron cuenta la relación que tenía Arribada con las fases lunares, propiciándose con el efecto de luna menguantey motivada por las corrientes cálidas marinas, que atraen a las tortugas directamente hacia la playa. Después vieron que pueden este fenómeno pueda surgir cada 15-30 díasentre los meses de julio y enero y que las mareas provocan que salgan más a ciertas horas de la noche.

 

Historia de la tortuga marina en Oaxaca

Cuentan las personas de la comunidad cómo esto afectó dramáticamente a las anidaciones en la playa, que llegaron a imaginar el final de las tortugas marinas. Sin embargo, la presión de los países con los que México mantenía relaciones comerciales consiguió que el gobierno actuara para frenar la sobreexplotación de quelonios, logrando en 1994 la veda de la tortuga marina.

La veda supuso la salvación de las poblaciones de tortuga marina que desovaban en las costas mexicanas. No obstante, no fue tan positivo para las miles de familias que, directa o indirectamente, se sustentaban en la explotación de estos animales y se quedaron así sin su única fuente de ingreso. Afortunadamente, las familias no quedaron desamparadas, puesto que tanto los organismos públicos como las organizaciones privadas se organizaron conjuntamente para elaborar un plan de desarrollo para el turismo comunitario. De esta manera, consiguieron que las personas obtuvieran ingresos a través de su avistamiento y no a través de su carne.

Así es como, tras más de 20 años, es posible contemplar los frutos del éxito de esos planes en la costa oaxaqueña. Primero las restricciones se implantaron en la comunidad costera de Mazunte, donde se desarrollaron capacitaciones y recursos para establecer diversos negocios turísticos y de artesanía. Poco a poco, se comenzaron a extender por numerosas comunidades de la costa, como la de Escobilla.

Aunque se permitía la matanza de unos pocos ejemplares de tortuga para la carne y el saqueo de una pequeña fracción de huevos, las poblaciones de tortuga volvieron a ser abundantes en Escobilla. En esta recuperación ha tenido mucha importancia el Santuario de la Tortuga Escobilla, una cooperativa comunitaria que patrulla diariamente la playa con el único propósito de recolectar nidos de tortuga marina y evitar de esta forma su saqueo. En sus inicios, el gobierno los apoyaba económicamente para realizar este trabajo, sin embargo, eventualmente comenzaron a redirigir estos fondos para otro tipo de proyectos

 

Liberación de tortugas marinas como actividad de ecoturismo en Oaxaca, México

Con el objetivo de continuar financiando sus actividades, los integrantes de la cooperativa  encontraron recursos económicos en el ecoturismo, a través de visitantes que querían apoyar las tareas diarias obteniendo el mejor premio que podrían llevarse: observar la anidación de la tortuga o participar en la liberación de las crías al mar.

Tras muchos años de trabajo voluntario sin obtener beneficios, por fin lograron un hueco en el mercado turístico, consiguiendo en los últimos años visitantes de manera diaria durante las temporadas altas de turismo. Gracias a este hecho, lograron rescatar entre 2 y hasta 15 nidos todos los días durante las anidaciones solitarias, llegando a los más de 1000 nidos al año (unas 100,000 tortugas) cuyos huevos no hubieran tenido posibilidades de desarrollarse debido a la presión del saqueo en la playa. 

 

Liberación de tortuga golfina en México